Youtube es el tercer sitio más visitando mundialmente, aunado a que toda empresa que desee tener expansión comercial debe tener presencia en Internet, una de las estrategias más usadas para este propósito es el video-marketing, sin embargo se debe tomar en cuenta la LOPD, Ley Orgánica de Protección de Datos.

Una de las cosas de las que las empresas deben cuidar es de no infringir la Ley Orgánica de Protección de Datos, ya que puede venir una sanción inesperada que pudo haberse evitado. Las empresas que comienzan suelen ahorrar gastos de edición profesional o consultoría, y muchas veces optan por hacerlo ellos mismos, un buen puñado de estos emprendedores han tenido que aprender la lección por la mala, aunque no es necesario.

Pero, ¿Por qué en los videos que se publican en esta Red Social también se aplica la Ley Orgánica de Protección de Datos? Es simple, las imágenes también están consideradas como datos personales y por lo tanto caen bajo la protección de esta norma. En caso de incurrir en una violación esta ley no se hará esperar una sanción por parte de la Agencia Española de Protección de Datos.

A destacar algunos puntos: No se deben publicar datos como teléfonos, direcciones etc., no importa que la grabación se haya hecho en un espacio público, si en tu grabación incluyes a menores necesitas pedir autorización de los tutores.

De esta manera estamos prevenidos sabiendo que para cada persona que se incluya en nuestros videos se debe tener consentimiento expreso, y si eres precavido un documento que lo avale. Así que citando el artículo 6.1 de la LOPD tenemos: “el tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la ley disponga otra cosa” o salvo las excepciones contenidas en el artículo 6.2 de la LOPD en virtud del cual “ no será preciso el consentimiento cuando los datos de carácter personal se recojan para el ejercicio de las funciones propias de las Administraciones Públicas en el ámbito de sus competencias; cuando se refieran a las partes de un contrato o precontrato de una relación negocial, laboral o administrativa y sean necesarios para su mantenimiento o cumplimiento; cuando el tratamiento de los datos tenga por finalidad proteger un interés vital del interesado, o cuando los datos figuren en fuentes accesibles al público y su tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo perseguido por el responsable del fichero o por el del tercero a quien se comuniquen los datos, siempre que no se vulneren los derechos y libertades fundamentales del interesado.”

Si has estado atento a los programas de noticias seguro recordarás que actualmente hay una lucha mundial por conservar la privacidad sobre todo en Internet, debido al espionaje masivo de Estados Unidos. Los organismos reguladores de la privacidad en diferentes países están dando mucha importancia para concienciar sobre el problema. Por ejemplo, hace poco en la región del Pacifico, en Australia se llevó a cabo la Privacy Awareness Week, donde se abrió foro internacional, del 28 de Abril al 4 de Mayo.